Páginas vistas en total

domingo, 3 de noviembre de 2013

Tecnópolis - Un parque de diversiones del Estado Nacional

Hoy fuimos, por enésima vez, a Tecnópolis.

Es díficil de describir un espacio tan grande, colorido, lleno de gente y con mucha presencia del Estado.

Original. Es lo primero que me surge decir. La originalidad de Tecnópolis es casi tan excepcional como la creación de la República de los Niños en el año 51 por Evita.
No debe haber lugar en el planeta, que recree las actividades sociales y culturales de un Estado como lo hizo y hace la República de los Niños en La Plata; y como lo hace Tecnópolis.

Colorido. En Tecnópolis todo es una gama de colores, y que lo distinga un daltónico manda cojones.
Hasta los servicios, baños y otros, son de diversos colores y tonalidades; cubriendo todo de un toque de diseño e imaginación.

Divertido. A cada paso del parque hay juegos, esculturas, plazoletas para chicos, o algo para entretener al visitante. El aburrimiento no tiene lugar en Tecnópolis.

Universal. Cualquiera puede pasar un buen rato en Tecnópolis, chicos, adolescentes, adultos, mayores, cualquier hombre o mujer de cualquier edad entre 0 y 100 años tiene algo para ver, algo pensado especialmente para su rango de edad y situación actual.

Concientizador, Estatal y Democrático. Tecnópolis es un espacio promovido por todas las áreas del Estado Argentino, sus Ministerios, Secretarías, Municipios, Empresas y Programas Nacionales. Por lo cual genera conciencia, muestra las capacidades y funciones del Estado, un Estado democrático, plural y abierto al público.

Nos volvimos empachados. Empachados de ver que hoy tenemos Futuro, fruto de un presente alentador y que motiva a soñar.
No olvidamos el pasado, y tenemos memoria de todo lo ocurrido en la Argentina.
Es por todo eso que Tecnópolis nos abre una ventana a la esperanza.

Acá hay Argentina para rato, y por mucho tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario